Calidad y seguridad de los productos
Søstrene Grene

Para nosotras es muy importante que los clientes puedan confiar plenamente en los productos que les ofrecemos, por eso en Søstrene Grene damos prioridad absoluta a la calidad y la seguridad de nuestros artículos. Las personas que consumen nuestros productos deben hacerlo con la confianza de que no suponen ningún riesgo para su salud o su seguridad.

Tanto la Unión Europea como sus estados miembros imponen una serie de requisitos para la verificación y documentación de la mayoría de productos comercializados (juguetes, materiales para uso alimentario, electrónica, cosmética, textiles, gafas, productos químicos, etc.). Asimismo, el reglamento REACH (la principal normativa sobre productos químicos de la UE) establece una serie de requisitos adicionales para el contenido de sustancias químicas en productos de consumo general.

Con el fin de garantizar que nuestros proveedores cumplan con estos requisitos, siempre exigimos una documentación donde se detalle exhaustivamente la composición de todos los productos. Nosotras debemos ser conscientes de los materiales que se han utilizado para su fabricación, así como de la composición química de determinadas tipologías de producto. Una vez que disponemos de esta información, nos encontramos en condiciones de decidir qué tipo de pruebas y documentación son necesarias.

En Søstrene Grene no solo nos preocupa cumplir con las normas, sino que aspiramos a formar parte de la vanguardia de toda legislación reguladora. Se espera de nosotras que nos mantengamos al día de todos los aspectos relacionados con la salud y la seguridad, de modo que preferimos tomar la iniciativa y adelantarnos a la futura legislación. Esa es la razón de que los requisitos que establecemos a nuestros proveedores sean, en muchas ocasiones, más restrictivos que los marcados por las propias leyes.

Como ejemplo de lo que acabamos de exponer, en Søstrene Grene hemos optado por prohibir el empleo de los componentes especialmente problemáticos que aparecen en la lista de sustancias extremadamente preocupantes elaborada por la UE. Y este solo es uno de los requisitos que deben cumplir nuestros proveedores. Algunas de esas sustancias están permitidas en determinados tipos de productos, pero el consumidor tiene derecho a que se le informe de su presencia. Dado que estas sustancias pueden llegar a generar graves problemas (pueden ser, entre otras cosas, agentes carcinógenos o disruptores endocrinos), no tenemos la menor intención de verlas en nuestros productos, por lo que trabajamos activamente con nuestros proveedores para asegurarnos de que se erradique el uso de dichas sustancias.

Por desgracia, a pesar de nuestros esfuerzos a este respecto, nos es imposible verificar todos y cada uno de nuestros productos de forma individual, ya que los adquirimos en cantidades muy elevadas. No obstante, hacemos todo lo que está en nuestra mano para evitar posibles errores y actuamos de inmediato si descubrimos que se ha producido alguno. En estos casos procedemos a comunicarles el problema y el pedido involucrado en el mismo a nuestros clientes.

Ponemos nuestros cinco sentidos en todo lo relacionado con la producción para garantizar que nuestros clientes puedan comprar en Søstrene Grene con absoluta tranquilidad y confianza.