4

abril

2018

Aunque el espacio de su balcón o terraza sea limitado, puede crear un maravilloso entorno ajardinado de forma muy sencilla. Basta con tener una mente creativa. Maceteros, tiestos y macetas para ventanas. Según Anna, todos son una preciosidad. Sin embargo, es importante elegir plantas que puedan crecer en espacios reducidos, por lo que Anna y Clara han elaborado una lista de las que pueden adaptarse a tiestos y macetas para ventanas.

Romero

El romero, increíblemente delicioso en platos de marisco o en pan casero, es una de las plantas favoritas de Anna. Esta especia, que es en realidad un arbusto, es sabrosa, hermosa y perenne en la mayoría de climas. Tanto si siembra sus propias semillas como si compra arbustos listos para plantar, el romero crecerá sin problema. Es una planta sensible al frío, por lo que debe permanecer en el interior cuando llega el invierno. Riegue su romero con moderación, ya que la tierra debe permanecer un poco seca.

Menta

La menta es perenne y, si la deja, volverá el próximo año e incluso al siguiente. La planta crece en recipientes, aunque se debe trasplantar y rejuvenecer cada cierto tiempo, ya que lo hace de forma muy vigorosa y necesita disponer de espacio. Riéguela bien. La menta necesita una tierra humedecida y un entorno de sombra parcial. Clara recomienda añadir hojas de menta fresca y dos rodajas de limón a los vasos de agua fría durante los calurosos días de verano.

Lavanda

La lavanda, al igual que el romero, es un arbusto perenne que vivirá durante años si está protegido del frío. Trasplante su lavanda a un recipiente con buen drenaje, ya que crece en tierra seca y pobre, y colóquela en un rincón soleado de su espacio para la vida al aire libre. La lavanda es muy decorativa, y sus hojas se pueden secar para utilizar en la cocina, en la preparación de tés o como popurrí aromático para el hogar.

Albahaca

La albahaca es perfecta para plantar en macetas. Es muy sensible al frío y debe estar mantenerse en el interior al llegar las heladas.
Anna recomienda colocar la planta en una ubicación soleada y protegida, puesto que necesita calidez, y regarla abundantemente. Las plantas de albahaca se deben cortar cuando empiezan a florecer. De lo contrario, la producción se vería afectada. «La albahaca es una planta difícil de contentar, así que no se rinda si las cosas no salen bien a la primera», dice Anna.

Cebolleta

Las cebolletas pertenecen a la familia de las cebollas y crecen año tras año. Se trata de una planta resistente al frío, aunque prefiere ubicaciones soleadas que en parte puedan beneficiarse de algo de sombra. Le encanta recibir agua en abundancia. Se pueden cultivar cebolletas si se plantan semillas entre marzo y abril. Para obtener resultados más rápidos, lo ideal es comprar plantas de semillero y trasplantarlas a finales de abril. En verano, a Anna y a Clara les encanta preparar tortilla casera con cebolletas y tomates picados muy finos.

Fresas

Las fresas crecen sin complicaciones en la mayoría de macetas y maceteros para ventanas, lo cual las convierte en una opción perfecta para un huerto urbano en el balcón. Las hermanas recomiendan comprar unas plantas adecuadas y plantarlas a plena luz del sol. Tenga en cuenta que las plantas de las fresas no suelen dar frutos el primer año. Aún así, es maravilloso tener algo por lo que esperar con ilusión, afirma Clara. Las fresas se pueden comer como aperitivo o utilizar como ingrediente en una ensalada.

Lechuga romana

La lechuga romana es perfecta para los maceteros para ventanas, en caso de que nos apetezca sentirnos un poquito autosuficientes. Estas lechugas se pueden cultivar juntas, puesto que no necesitan tanto espacio como la lechuga iceberg, por ejemplo. Podemos coger las hojas que necesitemos en el momento, ya que volverán a nacer otras nuevas. La lechuga romana se puede cultivar plantando semillas, o bien comprando plantas de semillero. Si desea optar por la pregerminación de semillas, puede hacerlo en marzo y, posteriormente, trasplantarlas cuando hayan alcanzado los 4 cm de altura.

Dalia

Las dalias no son comestibles, pero sí muy decorativas. Si desea cultivar sus propias dalias a partir de semillas, debe saber que el proceso de pregerminación dura entre 10 y 18 días. La época ideal es de marzo a abril. A las dalias les encanta recibir sol en abundancia, así como buenas dosis de agua. Son unas plantas preciosas y llenas de color que alcanzan una altura de unos 40 cm. En otoño, tras las primeras heladas, desentierre los bulbos que encontrará en las macetas y manténgalos en un lugar que no esté expuesto a temperaturas excesivamente bajas durante el invierno. Podrá volver a plantar esos bulbos una vez llegada la primavera.

Anna y Clara le desean mucha suerte en la creación de su huerto urbano.

ANNA AND CLARA’S PLANTING CYCLE

Puede descargar el ciclo de plantación de Anna y Clara aquí.

Tenga en cuenta que las recomendaciones de este ciclo de plantación están basadas en el clima del norte de Europa al que Anna y Clara están acostumbradas en Dinamarca.

Si deseas ver los vídeos de manualidades más creativos, no dudes en suscribirte al canal de YouTube de Søstrene Grene, donde se comparten nuevas inspiraciones cada semana.

Visita nuestro canal de YouTube


¿Te ha gustado este post?

- Si es así, no olvides compartir con tus amigos:


Anna y Clara quieren recordar que todos los productos mencionados en este post sólo están disponibles en Søstrene Grene y hasta agotar existencias. Por favor, recuerda que en los post mas antiguos pueden aparecer productos que ya no se encuentran disponibles en tiendas Søstrene Grene.