Español

El universo de Søstrene Grene

Bienvenido al maravilloso mundo de
Anna y Clara


UN SUEÑO INSPIRADOR EN 1973 SE CONVIERTE EN UN UNIVERSO LLENO DE ENCANTO

La historia de Søstrene Grene comienza en 1973 en Aarhus, la segunda ciudad más grande de Dinamarca, cuando el equipo formado por el matrimonio de Knud Cresten Vaupell Olsen e Inger Grene abre una tienda que resulta ser algo único. La pareja se propone crear una experiencia de compra completamente nueva y maravillosa capaz de deleitar los sentidos. Un lugar donde mentes creativas e inquietas puedan sentirse como en casa. Deciden llamar a la tienda Søstrene Grene ( «las hermanas Grene» en español), aunque en la actualidad el concepto también se conoce como «El maravilloso mundo de Anna y Clara».

Con su experiencia en la Academia de Ballet de Aarhus y una gran pasión por la música clásica, Knud Cresten se embarca en la creación de un concepto de tienda que integre a la perfección la música, una exposición atractiva de los productos, y la narración. En 1973 se le ocurre la idea de las hermanas Anna y Clara, que representan todos los valores que comparten él y su esposa Inger, y su visión de empresa.


LAS DOS HERMANAS

Los personajes de Anna y Clara se basan en dos figuras históricas de la familia Grene. Anna es una esteta creativa, mientras que su hermana Clara es práctica y organizada; juntas, estas dos hermanas representan todo lo que Søstrene Grene ofrece a sus clientes. Amables y tradicionales, las hermanas comparten consejos sobre cómo aportar más creatividad, alegría y belleza a la vida cotidiana. Anna y Clara se convierten en las anfitrionas de Søstrene Grene.


UNA EXPERIENCIA POSITIVA

Desde el primer día, Anna y Clara invitan a los visitantes de sus tiendas a explorar el laberinto de pasillos, donde la iluminación agradable, la música clásica y el olor de las cajas de madera sin tratar crean una experiencia única.

Los expositores de la tienda estimulan la creatividad del cliente, que se emociona con cada nuevo descubrimiento a su paso por los diferentes pasillos y deja volar su imaginación. Pero lo más importante es que al cruzar el umbral de sus tiendas los visitantes dejan atrás su ajetreada vida diaria para embarcarse en un viaje a través del maravilloso mundo de Anna y Clara.


ARTÍCULOS DE TODO EL MUNDO

Inger y Knud Cresten dedican muchos años a viajar por el mundo con sus hijos en busca de descubrimientos perfectos para su tienda. Como diseñadora de interiores y esteta por derecho propio, Inger tiene un sentido único del color y el diseño y llena la tienda con un flujo continuo de artículos llenos de encanto. Cada producto Søstrene Grene es cuidadosamente seleccionado en base a un conjunto de estrictos criterios de alta calidad estética, y el precio no debe ser nunca innecesariamente elevado.
Esto es algo esencial para la pareja.

A medida que el concepto va creciendo, Søstrene Grene contrata a diseñadores y compradores, pero Inger continúa asegurándose de que cada producto cumpla con la creatividad y la estética del maravilloso universo de las dos hermanas.


EL SUEÑO LLEGA A MÁS TIENDAS

En 1989, Inger y Knud Cresten dan luz verde a las primeras franquicias de Søstrene Grene para abrir tiendas en Herning y Aalborg. Después se han ido añadiendo muchas más, a pesar del estricto proceso de selección. Para convertirse en un franquiciado de Søstrene Grene es necesario compartir la visión del mundo y los valores que dieron lugar al concepto original. La forma de hacer las cosas, la alegría y las experiencias positivas que caracterizan a la marca se mantienen intactas, incluso a medida que la cadena crece.


HOY EN DÍA

En la actualidad, Søstrene Grene tiene presencia en muchos países de todo el mundo y la cadena es propiedad y está operada por la segunda generación de la familia, los hermanos Mikkel y Cresten Grene. La sede se encuentra en Aarhus, la ciudad donde empezó todo. Allí, un equipo de diseñadores y compradores escandinavos se asegura de que el sello nórdico característico de las hermanas esté presente en cada diseño que llega a la tienda.

El objetivo es que las tiendas Søstrene Grene continúen albergando una gama de productos refinada e innovadora que cree el escenario perfecto para ofrecer a sus clientes extraordinarios descubrimientos y experiencias positivas.


NUESTROS VALORES

El maravilloso mundo de Anna y Clara aspira a ser un oasis de valores positivos y momentos alegres. Con unos arraigados valores familiares, en Søstrene Grene defendemos la decencia en todos los aspectos de la vida; por eso, como cliente puede confiar totalmente en nuestros productos. Hemos establecido estrictos requisitos en cuanto a la seguridad de los productos, la calidad y las condiciones laborales, y nos esforzamos por que todo lo que hacemos refleje nuestros seis valores.


Alegría

En Søstrene Grene aspiramos a llenar la rutina diaria de pequeñas cosas que llenen de alegría y energía positiva la vida de cada cliente que visita el maravilloso mundo de Anna y Clara.

Belleza

Nos apasiona incorporar belleza a todo lo que hacemos, porque somos de la opinión de que para llenar de alegría la vida diaria es importante cuidar la estética.

Renovación permanente

En la variedad está el gusto, y es precisamente esa renovación permanente lo que hace nuestra gama de productos tan sorprendente. Nuestro objetivo es que siempre haga algún descubrimiento maravilloso en Søstrene Grene.

Descubrimientos

Todo el mundo es bienvenido en Søstrene Grene, y hacemos lo imposible por ofrecer descubrimientos maravillosos a precios asequibles al alcance de todos.

Creatividad

La creatividad hace de la vida una experiencia. Por eso, en Søstrene Grene tratamos de inspirar la creatividad en nuestro entorno.

Hygge

Hygge es un estado de alegría, satisfacción y calidez que solo existe en Dinamarca, de donde proceden las hermanas. Es por eso que en Søstrene Grene hacemos todo lo posible por ofrecer momentos de hygge en nuestras tiendas.